Shell finaliza la venta de la Refinería Martínez

Nota de precaución

Las compañías en las que Royal Dutch Shell plc posee directa e indirectamente inversiones son entidades legales separadas. En este comunicado «Shell», «grupo Shell» y «Royal Dutch Shell» se utilizan a veces por conveniencia cuando se hace referencia a Royal Dutch Shell plc y sus filiales en general. Asimismo, las palabras «nosotros», «nos» y «nuestro» también se utilizan para referirse a las filiales en general o a quienes trabajan para ellas. Estas expresiones también se emplean cuando la identificación de la empresa o empresas concretas no tiene ninguna utilidad. «Filiales», «Filiales de Shell» y «Compañías de Shell», tal y como se utilizan en este comunicado, se refieren a las compañías sobre las que Royal Dutch Shell plc tiene control, ya sea directa o indirectamente. Las entidades y los acuerdos no incorporados sobre los que Shell tiene control conjunto se denominan generalmente «empresas conjuntas» y «operaciones conjuntas», respectivamente. Las entidades sobre las que Shell tiene una influencia significativa, pero no el control ni el control conjunto, se denominan «asociadas». El término «participación de Shell» se utiliza por conveniencia para indicar la participación directa y/o indirecta de Shell en una empresa, sociedad o compañía, después de excluir toda participación de terceros.

Este comunicado contiene declaraciones prospectivas sobre la situación financiera, los resultados de las operaciones y los negocios de Royal Dutch Shell. Todas las declaraciones que no sean hechos históricos son, o pueden considerarse, declaraciones prospectivas. Las declaraciones prospectivas son declaraciones de expectativas futuras que se basan en las expectativas y suposiciones actuales de la dirección e implican riesgos e incertidumbres conocidos y desconocidos que podrían hacer que los resultados, el rendimiento o los acontecimientos reales difieran materialmente de los expresados o implícitos en estas declaraciones. Las declaraciones prospectivas incluyen, entre otras cosas, declaraciones relativas a la exposición potencial de Royal Dutch Shell a los riesgos del mercado y declaraciones que expresan las expectativas, creencias, estimaciones, previsiones, proyecciones y suposiciones de la dirección. Estas declaraciones prospectivas se identifican por el uso de términos y frases como «anticipar», «creer», «podría», «estimar», «esperar», «objetivos», «intención», »puede», »objetivos», »perspectiva», »plan», »probablemente», »proyecto», »riesgos», »calendario», »buscar», »debería», »objetivo», »será» y términos y frases similares. Hay una serie de factores que podrían afectar a las operaciones futuras de Royal Dutch Shell y que podrían hacer que esos resultados difieran materialmente de los expresados en las declaraciones prospectivas incluidas en este comunicado, incluyendo (sin limitación) (a) las fluctuaciones de los precios del petróleo crudo y del gas natural; (b) los cambios en la demanda de los productos de Shell; (c) las fluctuaciones monetarias; (d) los resultados de las perforaciones y de la producción; (e) las estimaciones de las reservas; (f) la pérdida de cuota de mercado y la competencia de la industria; (g) los riesgos medioambientales y físicos; (h) los riesgos asociados a la identificación de propiedades y objetivos de adquisición potenciales adecuados, y la negociación y finalización con éxito de dichas transacciones; (i) el riesgo de hacer negocios en países en desarrollo y en países sujetos a sanciones internacionales; (j) la evolución legislativa, fiscal y reglamentaria, incluidas las medidas reglamentarias relativas al cambio climático; (k) las condiciones de los mercados económicos y financieros en diversos países y regiones; (l) los riesgos políticos, incluidos los riesgos de expropiación y renegociación de las condiciones de los contratos con las entidades gubernamentales, los retrasos o adelantos en la aprobación de los proyectos y los retrasos en el reembolso de los costes compartidos; y (m) los cambios en las condiciones comerciales. No se puede asegurar que los futuros pagos de dividendos sean iguales o superiores a los anteriores. Todas las declaraciones prospectivas contenidas en este comunicado están expresamente matizadas en su totalidad por las declaraciones cautelares contenidas o referidas en esta sección. Los lectores no deben confiar indebidamente en las declaraciones prospectivas. Los factores de riesgo adicionales que pueden afectar a los resultados futuros están contenidos en el 20-F de Royal Dutch Shell para el año finalizado el 31 de diciembre de 2018 (disponible en www.shell.com/investor y www.sec.gov ). Estos factores de riesgo también califican expresamente todas las declaraciones prospectivas contenidas en este comunicado y deben ser consideradas por el lector. Cada declaración prospectiva se refiere únicamente a la fecha de este comunicado, el 1 de febrero de 2020. Ni Royal Dutch Shell plc ni ninguna de sus filiales se comprometen a actualizar o revisar públicamente ninguna declaración prospectiva como resultado de nueva información, eventos futuros u otra información. A la luz de estos riesgos, los resultados podrían diferir materialmente de los declarados, implícitos o inferidos de las declaraciones prospectivas contenidas en este comunicado.

Con respecto a las sinergias de costes operativos indicadas, tales ahorros y eficiencias en el gasto de aprovisionamiento incluyen economías de escala, estandarización de especificaciones y eficiencias operativas en las áreas de costes operativos, de capital y de materias primas.

Deja un comentario