¿Pueden los gatos comer gambas?

¿Pueden los gatos comer gambas? Las gambas son una fuente de proteínas segura y saludable para los gatos.

También contiene varios antioxidantes y vitaminas que son realmente beneficiosos para su gato.

Sin embargo, todos los camarones deben ser limpiados y tener su tracto digestivo eliminado antes de ser ofrecidos a su gato.

Las gambas de granja también son más seguras después de su cocción.

Como todos los grandes aperitivos, las gambas las disfrutan mejor los gatos con moderación.

Los gatos y las gambas

Los gatos son famosos por amar el pescado. Así que, si tienes un gato, probablemente le hayas dado de comer una lata de atún o de sardinas de vez en cuando.

Pero si estás tratando de experimentar con nuevos alimentos para tu gato, te habrás preguntado: ¿pueden los gatos comer gambas? ¡

La respuesta corta es sí!

Las gambas son perfectamente seguras para que las coman los gatos. Pero hay algunos detalles que deberá tener en cuenta antes de preparar una tanda para su amigo felino favorito.

¿De dónde vienen las gambas?

Las gambas son uno de los tipos de marisco más populares que se consumen en Estados Unidos.

Hay muchos tipos de gambas que se venden bajo este término principal.

Se pueden comprar langostinos, camarones de agua fría o camarones de agua caliente.

Los langostinos son camarones grandes que son más comunes en los mercados internacionales que en los Estados Unidos.

Son bastante grandes y suelen venderse enteras y cocidas o sin cocer.

Las gambas de agua fría frente a las de agua templada

Las gambas de agua fría son las que se pueden adquirir cocidas y peladas sin capar.

Estas gambas se capturan en aguas oceánicas en las zonas del norte de Norteamérica.

En cambio, las gambas de aguas cálidas se cultivan y cosechan en aguas tropicales y subtropicales de todo el mundo.

Cómo comprar gambas

Por lo tanto, se pueden comprar gambas salvajes o de granja.

Las gambas salvajes se suelen recolectar en aguas oceánicas costeras. Pero éstas comprenden sólo un diez por ciento de las gambas que se consumen en Estados Unidos.

Las gambas de granja son gambas de aguas cálidas que se cultivan en estanques y se complementan con piensos formulados. Y son mucho más comunes en las tiendas de comestibles estadounidenses.

A mucha gente le encanta comer gambas. Ya sea picadas en salteados o fritas enteras.

Pero hay cientos de recetas con gambas. Parece ser un alimento básico en muchos hogares del país.

Si tiene un gato, puede considerar compartir algunas de sus gambas con él. Las gambas son muy nutritivas y también deliciosas.

¿Qué es una dieta natural para gatos?

Los gatos son carnívoros obligados. Esto significa que, independientemente del tamaño de su gato, necesita mucha carne para sobrevivir.

En la naturaleza, los gatos comen una serie de alimentos cárnicos. Estos variarán en tamaño y tipo dependiendo del tamaño del gato.

Algunos alimentos comunes de los gatos «salvajes» incluyen roedores, lagartos, pájaros y otros mamíferos.

¿Cómo de bien conoces a tu gato? Descubra el mundo secreto de los gatos.
El manual del gato feliz – ¡Una guía única para entender y disfrutar de su gato!

Los gatos domésticos también necesitan muchas proteínas.

Todos los alimentos para gatos tendrán proteínas animales de alta calidad como ingrediente principal.

Razones para complementar esta dieta

Sin embargo, es posible que desee complementar con proteínas adicionales de vez en cuando.

Particularmente, si su gato está actuando letárgico o muestra signos de una deficiencia de nutrientes.

Las gambas son un excelente alimento bajo en carbohidratos que puede dar a sus gatos.

Es natural y no está procesado, lo que significa que no tiene que preocuparse de que cause problemas de salud relacionados con una dieta pobre en los gatos.

Estos incluyen problemas como la diabetes, la obesidad y las infecciones del tracto urinario.

¿Pueden los gatos comer gambas crudas?

Entonces, ¿pueden los gatos comer gambas crudas? Los gatos pueden comer gambas crudas con seguridad en la mayoría de los casos.

Debe asegurarse de que las gambas no son de granja.

Las gambas criadas en granja suelen cultivarse añadiendo fungicidas, antibióticos y otros productos químicos.

La mayoría de estas toxinas se destruyen durante el proceso de cocción.

Pero, si no tiene previsto cocinar las gambas antes de dárselas a su gato, sólo debería alimentarlo con gambas capturadas en el medio natural.

Tenga cuidado con los contaminantes

Tenga en cuenta que incluso las gambas capturadas en el medio natural pueden tener algunos contaminantes si no se cocinan antes de servírselas a su gato.

El tracto digestivo de una gamba contendrá lo que la gamba haya comido justo antes de ser capturada.

Así que es posible que quiera cocer las gambas – por si acaso.

De lo contrario, puede mantener a su amigo felino a salvo eliminando el tracto digestivo.

Esto puede lograrse realizando un simple corte en mariposa o simplemente sacando el tracto con la mano antes de dárselo a su gato.

¿Sabía que se han publicado miles de artículos de investigación sobre el comportamiento y la salud de los gatos? ¿No tiene tiempo para leerlos todos? No se preocupe, nosotros lo hemos hecho por usted. Y hemos seleccionado los mejores. El Manual del Gato Feliz – ¡Una guía única para entender y disfrutar de su gato!

¿Pueden los gatos comer gambas cocidas?

¿Pueden los gatos comer gambas si están cocidas?

Los gatos también pueden comer gambas cocidas. Además, esto suele ser más seguro que alimentar a su gato con gambas salvajes.

Al alimentar a los camarones cocidos se reduce la posibilidad de que su gato se exponga a sustancias químicas peligrosas.

Pero, si alimenta a su gato con gambas cocidas, debe hacerlo al natural. No querrá añadir sal o condimentos adicionales a la dieta de su gato.

Esto podría causar problemas de salud únicos por sí mismos.

¿Pueden los gatos comer cáscaras de gambas?

Otra pregunta interesante es: ¿pueden los gatos comer cáscaras de gambas?

En algunos casos, puede alimentar a sus gatos con cáscaras de gambas. Sólo asegúrese de que no tienen ninguna salmuera, sal o condimentos en ellos.

De nuevo, las cáscaras de gamba cocidas serán las más seguras si hay algún contaminante persistente en la gamba.

¿Cómo debo servir gambas a mi gato?

El mejor tipo de gambas para alimentar a su gato son las capturadas de forma salvaje. Debe evitar las que fueron preparadas con cualquier condimento, aceite o grasa.

Cocine las gambas sin ningún tipo de aditivo. Y sirva a su gato porciones pequeñas.

La mayoría de las razas grandes de gatos domésticos pueden comer una gamba de tamaño jumbo de una sola vez.

Si alimenta a un gato más pequeño (de hasta tres kilos), debería darle la mitad de una gamba de tamaño jumbo o una sola gamba de tamaño normal.

Para preparar las gambas para su gato, retire la cabeza, las venas y la cola. A continuación, lave bien las gambas.

Siempre debe seguir estos pasos, aunque alimente a su gato con gambas crudas.

¿Son buenas las gambas para los gatos?

Las gambas son un alimento sabroso y bajo en calorías que, además, es rico en proteínas.

Los gatos disfrutarán comiendo gambas por su gran sabor y aroma. Pero también tiene importantes nutrientes que podrían beneficiar la salud general de su gato.

Por ejemplo, las gambas contienen toneladas de antioxidantes y vitaminas. Como la vitamina B12, el selenio y los saludables ácidos grasos omega-3.

Además, las gambas son ricas en nutrientes como el potasio, el fósforo, el hierro y la colina. Y su gato necesita todos estos nutrientes para mantenerse sano.

Especialmente, los ácidos grasos omega-3. Ya que estos pueden ayudar a la circulación y mejorar el flujo sanguíneo.

Y si su gato está envejeciendo, los omega-3 son especialmente vitales para mantener su salud general y su vitalidad.

¿Las gambas son malas para los gatos?

Con todos los beneficios para la salud asociados a la alimentación de su gato con gambas, probablemente esté pensando: «¡Genial! Le daré varios kilos de gambas y estarán más sanos que nunca»

No tan rápido. Aunque las gambas son generalmente saludables, hay que recordar que todos los alimentos, incluso los saludables, deben comerse con moderación.

Las gambas tienen un alto contenido en colesterol y sodio. Sobre todo en comparación con otros tipos de marisco.

Aunque esto está bien en cantidades, alimentar a su gato con demasiadas gambas puede provocar hinchazón, aumento de peso, letargo y muchos otros problemas de salud.

¿A los gatos les gustan las gambas?

Los gatos disfrutan comiendo la mayoría de los mariscos. Las gambas y el pescado tienen un olor bastante parecido.

Y como a la mayoría de los gatos les encanta comer pescado, es seguro que a su gato también le gustarán las gambas.

Puede que descubra que su gato prefiere comer gambas crudas, ya que hará que su gato se sienta como el cazador natural que ha nacido para ser.

Las gambas crudas tendrán un sabor y un aroma más fuertes que las cocidas.

Pero es tan probable que su gato engulla las gambas cocidas como las crudas.

¿Pueden los gatos comer gambas?

Las gambas son una gran golosina para su gato. Pero sólo si se le da de comer como una golosina ocasional.

Demasiadas gambas pueden provocar obesidad y otros problemas de salud.

Siempre debe limpiar las gambas antes de servírselas a su gato. Aunque no es necesario cocinarlas, lo recomendamos por razones de seguridad.

Las gambas no son un sustituto de la comida para su gato. Sin embargo, puede ser una excelente golosina. Si tiene algunos a mano.

¿A su gato le gustan las gambas? Nos encantaría conocer tu experiencia en los comentarios.

Más alimentos para gatos

¿Quieres descubrir más golosinas para tu gato?

Asegúrate de conocer otros alimentos que puedes compartir con tu gato en las guías siguientes:

  • Los gatos y el brócoli
  • ¿Pueden los gatos comer bacon
  • Son los cacahuetes seguros para los gatos?
  • ¿Pueden los gatos tomar plátanos
  • ¿Son las manzanas seguras para los gatos?
  • ¿Pueden los gatos tomar leche de almendras?
  • ¿Pueden los gatos comer arándanos?
  • ¿Son las palomitas de maíz seguras para los gatos?

Referencias y lecturas adicionales

  • Administración Nacional Oceánica y Atmosférica
  • Carvalho da Silva A, Mansur Guerios MF, y Monsao SR. 1967. El gato doméstico como animal de laboratorio para estudios experimentales de nutrición: VI. Deficiencia de colina. The Journal of Nutrition.
  • Rand, J. 2005. Diabetes mellitus en gatos. Veterinary Clinics Small Animal Practice.
  • Rosa R y Nunes M. 2003. Calidad nutricional de la gamba roja, Aristeus antennatus (Risso), la gamba rosada, Parapenaeus longirostris (Lucas), y la cigala, Nephrops norvegicus (Linnaeus). Journal of the Science of Food and Agriculture.
  • Rowe E et al. 2015. Factores de riesgo identificados para la obesidad felina reportada por el propietario alrededor del año de edad: Dieta seca y estilo de vida en interiores. Medicina veterinaria preventiva.
  • van Leeuwen SPJ et al. 2009. Halogenated Contaminants in Farmed Salmon, Trout, Tilapia, Pangasius, and Shrimp. American Chemical Society.
  • Wall R et al. 2010. Ácidos grasos del pescado: el potencial antiinflamatorio de los ácidos grasos omega-3 de cadena larga. Nutrition Reviews.

¡Su increíble gato!

¡Estamos muy contentos de compartir nuestro nuevo libro con usted!

Si ha disfrutado de su visita a The Happy Cat Site creemos que le encantará The Happy Cat Handbook.

Escrito por los fundadores de este sitio web, incluido el autor del exitoso Manual del Cachorro Feliz, está repleto de información sobre el cuidado de los gatos y datos fascinantes sobre ellos.

¡Consiga su copia hoy mismo!

¡Actualizaciones gratuitas para los amantes de los gatos!

Nuestros artículos sobre el cuidado de los gatos, consejos y datos divertidos, enviados a tu bandeja de entrada

Deja un comentario