Práctica y realización de pruebas anticoagulantes lúpicas: La experiencia de un solo centro

Introducción: El anticoagulante lúpico (AL) es un conocido factor de riesgo de trombosis. El diagnóstico correcto del LA es esencial en el manejo de los pacientes con anticoagulación. Los objetivos de este estudio fueron documentar las características clínicas y de laboratorio de los pacientes sometidos a pruebas de LA y evaluar los métodos de prueba de LA existentes en nuestro laboratorio con el fin de mejorar el rendimiento de la interpretación y el informe de las pruebas de LA.

Métodos: Las pruebas para LA incluyen el tiempo de veneno de víbora de Russell diluido (dRVVT) y el tiempo de coagulación de Kaolin (KCT). Los pacientes con un cociente de LA (cociente de detección de dRVVT/cociente de confirmación de dRVVT) de ≥1,2 se consideraron positivos para LA, independientemente de los resultados de KCT. El KCT se consideró positivo si había una prolongación en la prueba de cribado del KCT que no se corregía al mezclar con plasma normal.

Resultados: De los resultados de 577 pacientes, 295 fueron normales, 178 fueron KCT positivos con dRVVT negativo y 104 fueron LA positivos. Se observaron incidencias de trombosis, enfermedad del tejido conectivo (CTD) y malos acontecimientos obstétricos en el 13%, 16% y 44% de las pacientes normales, en el 9%, 22% y 49% de las pacientes KCT+ y en el 23%, 37% y 17% de las pacientes LA+, respectivamente. En la evaluación posterior de los ratios de detección de TVPD, 431 tenían un ratio de <1,1, 59 tenían un ratio entre 1,1 y 1,2 y 87 tenían un ratio de >1,2. Se encontraron resultados positivos de LA en el 3%, el 29% y el 87% de los pacientes con ratios de cribado de TVPD de <1,1, 1,1 – 1,2 y >1,2 respectivamente.

Conclusión: Los pacientes LA+ tuvieron mayor incidencia de trombosis y CTD en comparación con los pacientes normales y con los que sólo dieron positivo en KCT. No hubo diferencias significativas en las características clínicas entre los pacientes normales y los KCT+, lo que sugiere la presencia de una alta tasa de resultados KCT falsos positivos. Dado que las pruebas de confirmación del KCT no se utilizan de forma generalizada, debería considerarse la opción de utilizar otro método de prueba de detección de LA. En lo que respecta a la prueba de dRVVT, la prueba confirmatoria sólo debe realizarse en pacientes con un resultado de cribado de dRVVT prolongado que no se haya corregido al mezclarlo con plasma normal, tal como exigen las directrices de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia sobre las pruebas de LA. Esta práctica no sólo supondrá una importante reducción de costes, sino que también evitará la confusión diagnóstica.

Deja un comentario