Mantra para sintonizar: Ong Namo


Ong Namo Guru Dev Namo

Cantar «Ong Namo», o el Adi Mantra, abre cada práctica de Kundalini yoga. Lo llamamos «sintonizar» y es un mantra que nos protege y nos conecta con la fuente más elevada de sabiduría. Hay muchas maneras de traducirlo, pero una de ellas es «Me inclino ante el Todo-Que-Es. Me inclino ante la Sabiduría Divina dentro de mí»

Se ha enseñado que en la Era de Acuario habría tantos buscadores espirituales que no habría suficientes gurús para instruirlos en los caminos hacia la iluminación. Debemos perfeccionar nuestra habilidad para escuchar al Gurú Dev, el gurú dentro de nuestros corazones. Nuestro Guru Dev, o yo superior, puede ser la fuente de toda instrucción e inspiración.

Un guru es simplemente una energía que te saca de la oscuridad (gu = inconsciencia) a la luz (ru = conciencia). Es aquello que hace que tu Luz brille más. Es un maestro divino y cósmico, que puede actuar a través de una persona o a través de ti, y siempre eleva y realza tu propia Divinidad. Una de las traducciones de Dev es angelical, y tenemos una parte de nosotros mismos que es más angelical que humana, que debemos aprender a escuchar.

La meditación es vital porque nos permite aprender a calmar la mente, que sólo parlotea ahogando la voz de nuestra alma, que habla en nuestro corazón. No se puede aprender a meditar eficazmente sin controlar la respiración. Gurmukh Kaur Khalsa habla de cómo los yoguis no tienen más lealtad que la respiración. Nada define a un yogui, dice, sino la respiración.

La respiración es tu conexión con la vida, con el momento presente y con la Verdad. En la tradición Kundalini, esto se llama nuestro Sat Nam, o nuestra verdadera identidad. Nos dirigimos a los demás con las palabras «Sat Nam» porque nos comprometemos a ver el Ser Superior de la persona a la que saludamos. El verdadero dominio del significado de Sat Nam no se alcanza hasta que se reconoce una lección básica pero a menudo difícil. No hay una diferencia real entre el gurú interior y el gurú exterior. Ek ong kar; Todo es uno. La separación entre Él y Tú a causa de los límites de un cuerpo es una ilusión de un mundo material.

Muchos se sienten incómodos con la palabra gurú y la idea de inclinarse ante cualquier cosa, pensando que significa ceder su poder. De hecho, inclinarse o entregarse a la Divinidad es el acto definitivo de fuerza, ya que al inclinarse, se intercambia la fuerza finita por la fuerza Infinita.

En estos tiempos rápidos y locos, en los que la conciencia humana está evolucionando a un ritmo sin precedentes, ya no podemos permitirnos ignorar nuestro sistema de guía interior, nuestro Gurú Dev. La meditación, el yoga y el pranayama nos ayudan a aquietar la mente en favor del corazón.

Pero no te fíes de nuestra palabra: pregúntale a tu Gurú Dev.

Me inclino ante el Infinito.

Me inclino ante el Maestro Divino que se encuentra en el centro de mi propio corazón.

Ong namo.

Guru Dev namo.

Puedes encontrar Ong Namo en SpiritVoyage.com

Busca versiones de Ong Namo

Deja un comentario