Los beneficios del tepezcohuite en la piel

Por supuesto que el nombre de tepezcohuite te dice algo. Por otro lado si te hablo de mimosa, estoy convencido de que te vienen imágenes a la mente. Más concretamente, el tepezcohuite es el nombre prehispánico (náhuatl) de la mimosa tenuiflora (Hay más de 400 especies de mimosas tanto para ser precisos). También se le llama «árbol de la piel» en relación con los beneficios que le aporta.

Bien conocido en México, este árbol crece principalmente en las zonas semiáridas de Brasil, y a partir de 800 metros sobre el nivel del mar en las regiones de Chiapas y Oaxaca en México. Aquí es donde nos encontramos con él: en los mercados (en polvo o corteza), en los valles e incluso en el sitio de Monte Alban.

El Tepezcohuite se utiliza desde el siglo X por los mayas que rápidamente se dio cuenta de que era formidable eficacia contra las lesiones de la piel : quemaduras, cortes, … La aplicación del polvo reduce inmediatamente el dolor y acelera la regeneración de la piel evitando las cicatrices.
Tales poderes lo han erigido en árbol sagrado.
Más de 1000 años después, este conocimiento ancestral continúa y el tepezcohuite sigue siendo eluno de los principales ingredientes de la medicina maya. Su acción sobre los heridos en los hospitales de Tlalnepantla tras el gran terremoto de 1985 fue considerada como un milagro.
Fue en esta época cuando las empresas farmacéuticas se apropiaron y registraron las patentes. Sobra decir que los pueblos indígenas -aún el descubridor original de la planta y sus virtudes- no han sido asociados con los beneficios.

Virtudes del tepezcohuite

El tepezcohuite tiene cualidades antibacterianas, antisépticas, analgésicas, curativas y regenerativas.
Estudios científicos así lo atestiguan.

Utilización del tepezcohuite

Tradicionalmente, el tepezcohuite se utiliza:

  • en polvo, para aplicar directamente sobre la herida para su buena cicatrización.
  • en infusión (corteza) que luego se aplica sobre las partes lesionadas.

En cosmética, se utiliza:

  • en decocciónaplicada a la piel, se le prestan virtudes antiestrías
  • en crema facial, pomada, jabón, champú por sus virtudes regeneradoras y por tanto antiarrugas, antiverrugas, antiacné

Mimosa Ténuiflora o «árbol de la piel» de los indios mayas.


Es una mexicana espinosa, de seis metros de altura, prima de las acacias, que crece sólo en el sureste de México, en el estado de Chiapas.
Es objeto de protección armada y ha sido declarada «patrimonio estatal» desde el redescubrimiento de sus propiedades medicinales.
Los mayas curaban las lesiones de la piel con polvo en el siglo XIX de corteza de Ténuiflora y la ciencia volvió a encontrarse con la historia durante las catástrofes que sufrió México en el 84 y 85.
Fue la explosión de una central eléctrica en 1984 la que provocó más de 300 quemaduras y que la Ténuiflora consiguió curar.

Más de 6 testimonios de mexicanos quemados atestiguan la eficacia de Ténuiflora.
El estudio del producto destacó además una sustancia regeneradora sin equivalente conocido, un potente analgésico y dos antibióticos.

La fantástica capacidad del producto para mantener el crecimiento celular de ahí su interés en todos los cuidados de la piel dañada.

Actividad protectora inhibiendo las enzimas y los radicales libres que atacan el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico.

El aumento de la resistencia capilar gracias a los bioflavonoides que permiten aumentar la circulación superficial y mejorar los intercambios intracelulares.

Protección contra la deshidratación.

La regeneración de la piel gracias a la gran riqueza de oligoelementos como el zinc, el hierro, el magnesio, el cobre y el manganeso.

La actividad bacteriostática del producto sobre los gérmenes específicos de las lesiones de acné y otras dermatosis.

Procedente de México, este «árbol con piel» es reconocido por sus espectaculares propiedades regeneradoras de la piel. Se utiliza en caso de quemaduras, heridas, cicatrices, quemaduras solares.

Potente cicatrizante y regenerador de la piel
Astrigente: cierra los poros dilatados
Antioxidante: protege del envejecimiento de la piel

indicaciones:

  • Curación de heridas
  • Cuidado de cicatrices
  • Acné
  • Quemaduras
  • Cuidado para después del sol
  • Fisuras
  • Estrías (preventivo y curativo)

.

Deja un comentario