Etowah Mounds

Este sitio arqueológico prehistórico, famoso a nivel nacional, contiene uno de los mayores montículos indígenas de Norteamérica. Aquí se han encontrado varios artefactos raros. El emplazamiento del antiguo poblado indio de cincuenta y cuatro acres está situado en el río Etowah, a unas tres millas al sur de Cartersville, en el condado de Bartow. Sus características más destacadas son tres grandes montículos de tierra, aunque hay al menos seis montículos en total. El más grande, un montículo-templo, tiene más de 300 pies cuadrados en la base y se eleva hasta una altura de algo más de 60 pies.

Los montículos están situados a lo largo de los lados de dos plazas rectangulares, la mayor de las cuales se extiende aproximadamente 300 pies. Construidos en forma de pirámides de cuatro lados y con la parte superior plana, los montículos sirvieron originalmente como plataformas. En sus superficies elevadas se construyeron edificios públicos, desaparecidos hace tiempo. Una rampa con escalones de troncos conducía desde la plaza a un lado del montículo hasta el edificio erigido en la cima del mismo. Alrededor del montículo y del complejo de la plaza, en el centro del pueblo, había casas residenciales. Una gran zanja circundante protegía la ciudad. En su interior había una empalizada de postes con bastiones rectangulares, o torres, colocados a intervalos regulares a lo largo de su longitud.

La ciudad se asentó en el siglo XII; muchos arqueólogos datan el asentamiento al menos dos siglos antes. Su ocupación continuó, con breves periodos de abandono, hasta el siglo XVII. Las excavaciones arqueológicas, realizadas de forma intermitente en el lugar durante más de cien años, han proporcionado mucha información sobre la vida prehistórica de la ciudad. En la actualidad, el yacimiento es propiedad del estado de Georgia y cuenta con un museo interpretativo abierto a los visitantes.

Deja un comentario